El valor de soltar

El valor de soltar

A menudo veo, en las clases de yoga físico, que cuando se acerca el final de la clase, con la postura de Savasana (a la que suele añadirse la coletilla de «relajación final», algo mucho más apetecible y políticamente correcto que dar su significado literal, «postura del cadáver»), mucha gente se levanta y se marcha a toda prisa, sospecho que horrorizados ante la idea de tener que permanecer quietos varios minutos «perdiendo el tiempo» Savasana / daltitcoaching.com(interesante la ecuación estarse quieto = no hacer nada nada = perder el tiempo).

Entre los que empiezan a hacer yoga y no se levantan para marcharse en Savasana he escuchado más de una vez preguntas sobre la «utilidad» de la relajación, o sobre si es necesario quedarse despierto, y no es mejor dormirse directamente, ya que así se descansa más. Incluso entre los que se quedan me pregunto si se entiende el valor de esta postura de forma consciente, fuera del «qué relajado me quedo» (a nivel inconsciente, seguro que siente el efecto) .

¿Para qué sirve Savasana? ¿Para qué relajarse? La relajación tiene sobre nosotros un efecto transformador que no tiene el simple hecho de dormirnos, por mucho que descansemos. Al relajarnos nos experimientamos a nosotros mismos en otro estado, habitualmente desconocido, y ese vivirnos de manera diferente va ampliando la noción que tenemos de quiénes somos, y con ello la modifica.

El autor Antonio Blay, en su libro «Tensión, miedo y liberación interior», lo explica: «No se trata de un efecto sedante, no es un efecto de descanso, de recuperación; es un crecimiento activo, porque hay una toma de conciencia progresiva. La persona se hace cada vez más y más consciente de cosas más y más nuevas, y todas ellas positivas. Por eso, toda relajación es un arte que requiere ser dominado paso a paso».

En la relajación, señala Blay, soltamos completamente y nos convertimos en observadores imparciales, atentos pero ajenos a nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestro cuerpo… «Se ha de valorar que la relajación es un trabajo activo de crecimiento, de desarrollo, de fortalecimiento. No es un descanso, es un trabajo de formación», afirma.

Sin comentarios
  • Punto de encuentro | Coaching desde el Yoga
    Enviado el 22:47h, 01 febrero Responder

    […] entonces se tumbaron en sus esterillas, en la postura de savasana, y comenzaron a respirar, esperando a que yo las guiara. Y lo que ocurrió es que en realidad me […]

Escribe un comentario