¿Autoestima o narcisismo?

¿Autoestima o narcisismo?

Ése es el tema de este post de la web Psychalive.org y me parece muy interesante porque, aunque el narcisismo no es un concepto manejado en coaching, sino en psicología, en coaching sí se suele trabajar con «distinciones lingüísticas», que nos permiten, aclarando la diferencia de significado de distintos términos, abrirnos a una realidad nueva y cambiar, por tanto, nuestra manera de ver las cosas.

Así que qué mejor distinción lingüística que ésta, partiendo de que en nuestro modelo de sociedad lo que comúnmente se suele interpretar como una persona segura de sí misma y con la «autoestima alta» (es decir, una suerte de modelo a seguir), es con frecuencia un narcisista de manual.

A continuación traduzco un párrafo del post, en el que se compara, de forma bastante clara, la diferencia entre un concepto y otro:

«El narcisismo fomenta la envidia y las rivalidades hostiles, mientras que la autoestima apoya la compasión y la cooperación. El narcisismo favorece la dominación, mientras que la autoestima reconoce la igualdad. El narcisismo implica arrogancia, mientras que la autoestima refleja humildad. Al narcisismo le agravian las críticas, mientras que la autoestima se ve reforzada con el ‘feedback’. El narcisismo hace necesario derribar a los demás para quedar por encima. La autoestima lleva a la percepción de que cada ser humano es una persona valiosa en un mundo de sentido».

Sin comentarios
  • En un pedestal | Coaching, mindfulness y más
    Enviado el 23:12h, 11 marzo Responder

    […] así, y que el pedestal se convierte en una losa. Es frecuente que el que está arriba sea un narcisista para el que no existen más relaciones que las de veneración (hacia él). Por eso, no concibe la […]

Escribe un comentario