Agradecida, y emocionada…

Agradecida, y emocionada…

Hoy he hecho una sesión de meditación con una chica y por la tarde, al regresar a casa, tenía esta pequeña caja en portería esperándome, con unos tomates, nueces y una pequeña berenjena de huerto ecológico, además de una nota suya dándome las gracias.

Me ha parecido tan sencillo y tan bonito el regalo, y tan inesperado, ¡que me he emocionado! Qué felices nos pueden hacer las cosas pequeñas y qué a menudo se nos olvida.

Sin comentarios

Escribe un comentario